Devaneos III

Son los días secuestrados por las noches, los momentos que nunca terminan en sueños y siendo sueños son fantasías de amarte. Te perdí en un parpadeo, cuando las sombras me acunaron y tuve un segundo de abandono. Cuando sin querer, quería quererte y queriéndote todo era un suspiro de recuerdo.

Sea pues lo que el destino me ofrece. Si es contigo un gozo, si no, un pozo en el que me hunda cada día, cada una esas noches que sin saber secuestran y sin pronunciar me ensordecen y me mecen en una sombra. No te diré lo que siento que sea la brisa, la dicha… quien te cuente mi secreto.
 
 
Escaleras-al-cielo

FOTOGRAFÍA: IGNACIO IGLESIAS

 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *