Devaneos nocturnos IV

No solo son las noches las que te mantienen despierto. Son las musas, los duendes y los unicornios… Que tras su trote sabes que nada de lo sentido es cierto.

Que detrás de las hadas y los duendes se esconden las almas atormentadas de tu mente. Una realidad que te provoca y te mece.

Por ello dejas de respirar un momento para aspirar ese aire de realidad que va quemando tu cuerpo en cada aliento, hasta extenuar el sueño mas profundo y tierno. Hasta desear ese éxtasis eterno.

 
 
Hombre contemplando las estrellas

FOTOGRAFÍA: ARCHIVO trespies arte y publicidad

 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *